Piscina

Vacaciones en el campo. Tranquilidad. Naturaleza.

Al largo de las casas hay un depósito de agua que ha sido utilizado por los antepasados para apoyar a la agricultura e al cultivo. Este deposito se ha convertido en una gran piscina construida en una forma clásica. En verano es perfecta como un oasis mediterráneo: custodiada por columnas romanas y visigodas, simétricas (once de once metros y dos metros de profundidad), acompañada por el mármol de la región y rodeado de naranjos, invita a la contemplación del paisaje del Alentejo y a sus campos de olivos.



(C) 2008 - Reservados todos los derechos

Imprimir esta hoja